AVISO A LOS SAQUEADORES: CÁMARA DE VIGILANCIA

Atahualpa Yupanqui-Margort Palomino-Martina Portocarrero-Manuelcha Prado

"hay hermanos muchísimo que hacer".

César Vallejo, el poeta de la ternura infinita.

viernes, 8 de julio de 2011

EL PICAFLOR


EL PICAFLOR, CAMPEÓN DE LOS PESOS PLUMA (texto descriptivo de formato continuo)
La más pequeña de las aves –la más bella- habita sólo el continente americano. Único en su tipo de vuelo e incapaz de caminar, el picaflor es el máximo acróbata del reina animal, a la vez que poseedor del organismo termodinámicamente más eficiente. Esta ave es miembro de los Apodiformes ( sin pies ), pertenece a la familia de los Troquideos.
Entre la variadísima clase de aves, el picaflor –también llamado colibrí- es el más pequeño y tiene características que lo hacen único. El picaflor abeja mide tan sólo 6 cm de largo, por lo que es el ave más diminuta; el ave más liviana, con sólo 2 gramos, es el picaflor ermitaño de barriga roja que mide 6 cm, de los cuales 3 son pico. Ambos son oriundos de Sudamérica. También sudamericano es el gigante de la familia, que habita el sur de Chile y Argentina, mide 22 cm y pesa 20 gramos. Entre los dos extremos están las 317 especies restantes y que comprenden una variedad asombrosa de formas y colores. Un ejemplo de la variedad es el increíble “pico de espada” cuya longitud total no llega a 20 cm, de los cuales el pico ocupa 10.
Las pequeñas alas del picaflor, a diferencia de las otras aves, giran en redondo. Un picaflor llega a dar 50 vueltas de alas por segundo y se ha observado en ciertas especies “piques” de 80 vueltas por segundo. Por la forma del movimiento, el vuelo del picaflor se acerca más al de un helicóptero que al de un ave, por lo que el picaflor es la única ave que no planea. Esta ave puede volar hacia atrás, mantenerse parado en el aire, girar sobre sus tres ejes y puede acelerar volteando en cualquier dirección. Si a todas estas acrobacias y hazañas de vuelo sumamos que el picaflor no camina ( sus pequeñas patas sirven para poder posarse en una rama) y que para trasladarse a la más pequeña distancia necesita volar, veremos que tiene un enorme consumo de energía, y sólo puede mantenerse gracias a la forma extraordinaria en que la suministra.
Para obtener la energía necesaria para sus piruetas y acrobacias, el picaflor tiene un mecanismo digestivo especial. Se alimenta principalmente del néctar de las flores, que es casi puro azúcar, o sea energía concentrada. Para renovar sus tejidos y obtener proteínas, come pequeños insectos. Pero más admirable que su sistema digestivo es el control térmico y respiratorio del picaflor. Aunque cuando está trabajando el cuerpo del pequeño pajarillo mantiene una temperatura de 42 grados y sus pulmones respiran 250 veces por minuto ( más de 4 por segundo ), cuando descansa baja su temperatura a 12 grados y su respiración a una por cada 5 minutos. Este extraordinario control de su metabolismo permite al pequeño acróbata utilizar en forma económica sus reservas de energía.
Unger, Tomás. Temas de ciencia Biblioteca Nacional del Perú Diciembre 1989 (adaptación)
Ministerio de Educación del Perú / Manual de calificación para el docente – Prueba formativa, página 55.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada